Ideal Granada (España), 8.11.2012

La Policía Nacional ha imputado un delito de estafa a un hombre que vendió un falso aparato de magnetoterapia, dirigido a sanar los dolores musculares, a un matrimonio que pagó por la máquina unos 1.200 euros.

El ahora imputado ofreció a este matrimonio la compra del aparato a las puertas de su domicilio, y les brindó facilidades de pago para adquirirla, según trasladaron los afectados a la Policía en la denuncia que interpusieron tras percatarse de la estafa.

La magnetoterapia es una práctica de la medicina alternativa que implica el uso de campos magnéticos estáticos o permanentes sobre el cuerpo.

Durante la investigación, la policía comprobó ciertas recomendaciones y advertencias de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, en relación a la precaución que debían tomar los ciudadanos ante la venta a domicilio de falsos aparatos de magnetoterapia, su manual de uso del dispositivo Maneto Health y el aparato en sí con todos sus accesorios.

La agencia advertía también sobre prácticas comerciales engañosas en la venta a domicilio de aparatos de magnetoterapia para el tratamiento de múltiples patologías, que utilizaban falsas recomendaciones del Ministerio de Sanidad, y desaconsejaba su adquisición si no existía una valoración previa por un médico independiente, especialista en la patología concreta a tratar.

Los investigadores pudieron verificar que la máquina adquirida simulaba ser otra de origen italiano aprobada por la Comunidad Europea.

También comprobaron que presentaba signos de falsificación muy rudimentarios.

Tras las gestiones, los agentes dieron con el paradero de la persona que vendió la máquina en cuestión, al que ha imputado un delito de estafa, y puso los hechos en conocimiento de la autoridad judicial.

La intervención policial fue llevada a cabo por agentes pertenecientes al Grupo de Delitos Económicos de la comisaría provincial de Granada.