El Tiempo Latino (Estados Unidos), 7.04.2022

Un hombre que se instaló en la residencia universitaria de su hija, en el Sarah Lawrence College, y manipuló a sus compañeros fue condenado el miércoles por los cargos de haber explotado a ese grupo tan unido, utilizando amenazas y violencia para enriquecerse con millones de dólares.

La secta sexual en el Sarah Lawrence College 

Lawrence Ray, de 62 años, fue condenado en un juicio en el que durante semanas se relató su relación de manipulación psicológica con los jóvenes que conoció en el otoño de 2010 en el Sarah Lawrence College, en Nueva York.

  • Ray se instaló en la residencia de su hija tras finalizar su estancia en prisión por una condena por fraude de valores.
  • La sentencia se fijó para el 16 de septiembre por cargos que incluyen chantaje, conspiración, trabajos forzados, tráfico sexual y obstrucción a la justicia.
  • Ray, que permaneció de pie con los brazos a los lados y se enfrentó al jurado de Manhattan mientras se emitía el veredicto de culpabilidad por 15 cargos, podría enfrentarse a la cadena perpetua.
  • Tras la lectura del veredicto, Ray fue devuelto a la prisión preventiva, donde se encontraba desde su detención a principios de 2020.

El juicio por el caso del culto sexual 

En un comunicado, el fiscal federal Damian Williams dijo que Ray había cambiado «un grupo de amigos que tenían toda su vida por delante». Ray no testificó. El juicio se interrumpió en dos ocasiones cuando fue trasladado al hospital en ambulancia por enfermedades no reveladas.

  • «Durante la siguiente década, utilizó la violencia, las amenazas y el abuso psicológico para tratar de controlar y destruir sus vidas», dijo Williams.
  • «Los explotó. Los aterrorizó. Las torturó. Permítanme ser muy claro. Larry Ray es un depredador. Un hombre malo que hizo cosas malas. El veredicto de hoy le lleva finalmente ante la justicia», añadió.
  • Los miembros del jurado concluyeron las deliberaciones menos de un día después de recibir el caso tras un juicio de un mes de duración que contó con el testimonio de numerosas víctimas que normalmente se referían a Ray solo como «Larry».

¿Cómo operaba la secta sexual del Sarah Lawrence College?

Algunas testificaron que Ray les había hecho creer que le habían envenenado o perjudicado de otro modo y que necesitaban devolvérselo.

  • Una mujer declaró que se convirtió en trabajadora sexual para tratar de pagar una indemnización a Ray después de estar convencida de que lo había envenenado.
  • Dijo que, a lo largo de cuatro años, entregó a Ray $2,5 millones en cuotas que oscilaban entre los $10 mil y los $50 mil dólares semanales.
  • Varios estudiantes declararon que se sintieron atraídos por el mundo de Ray cuando les contó historias sobre su influencia en la política de la ciudad de Nueva York en el pasado, incluido su papel en la ruina de la carrera del ex Comisionado de Policía de la ciudad de Nueva York, Bernard Kerik, después de haber sido el padrino de su boda años antes.
  • De hecho, Ray había sido una figura en la investigación de corrupción que hizo descarrilar la candidatura de Kerik para dirigir el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos.
  • Un hombre dijo que le dio a Ray más de $100 mil dólares.