Oficina Federal de Justicia (Suiza), 10.09.2002 [Traducción de Miguel Perlado]

Comunicado de la OFJ:

La participación en uno de estos círculo de regalos es financieramente punible y muy arriesgada.  La Oficina Federal de la Justicia Suiza (OFJ) advierte contra este sistema – prohibido- de «bola de nieve».

La Oficina Federal de la Justicia Suiza (OFJ) advierte a las personas que se dejarían seducir por promesas de preservación de la fuerza vital, del amor, la curación, de éxito o mejora económica, que serán atraídas para entrar en uno de los círculos de regalos ilegales que se desarrollan en estos momentos en varios puntos de Alemania. La persona que participa en un tal círculo corre peligro de perder todas sus inversiones y es denunciable, dado que estos círculos funcionan según el principio de «bola de nieve», actividad que se encuentra prohibida tal y como recoge el reglamento para las loterías. La participación en un círculo de regalos es castigada por una multa que puede alcanzar los 10.000 francos o por una pena de prisión; las ganancias eventuales son confiscadas.

«Te invitamos a reunir este círculo para experimentar, con otras mujeres / otros hombres, la fuerza del apoyo mutuo, para dar y para recibir «. Estas son las palabras -u otras del mismo género- que van dirigidas particularmente a las mujeres, aunque también en ocasiones a los mismos hombres., de tal manera que se les incita a entrar en uno de los círculos que ya funcionan «para liberar energías espirituales, psíquicas o físicas». Desgraciadamente, estos círculos no se preocupan tanto del bienestar de los participantes tanto como de las  ganancias que sus iniciadores piensan obtener.

Del círculo exterior hacia el centro: ¿Cómo funcionan estos círculos?

La iniciadora de un círculo de regalos busca, entre sus conocidos, a ocho personas que estén dispuestas a hacerle «un regalo» de una suma económica de antemano. Al parecer, esta suma varía oscila entre 100 y 8.000 francos, según los círculos. El círculo está dividido en cuatro niveles jerárquicos. Cuando las ocho mujeres de la periferia del círculo le devolvieron su regalo al que está en el centro (la iniciadora), ésta deja el círculo con su «regalo», que puede alcanzar la suma de 64.000 francos.

El círculo se escinde entonces en dos. Las participantes suben de un nivel hacia el centro del círculo y cada uno de los círculos ve así un nuevo centro constituirse. Los ocho sitios vueltos vacantes en la periferia del círculo deben ser repoblados, lo que reactiva la búsqueda de nuevas donantes. Progresivamente, tanto mujeres y hombres, en particular en medios relacionados con el esoterismo, se dejan cegar por tales ofertas y por las perspectivas de ganancias que prometen. Por su misma naturaleza, estos círculos de regalos se difunden muy rápidamente, y se vuelve cada vez más difícil de reclutar a nuevos miembros a medida que el número de competidores aumenta. La persona que llega en el último lugar, perderá la totalidad de las sumas invertidas.  Los participantes a este género de sistemas se exponen a sanciones penales y a que las ganancias que puedieran llegar a obtener de manera puntual, se llegaran a retener.