DPA, 18.03.1998

Un matrimonio alemán  se fugó del recinto de la secta alemana Colonia Dignidad en el sur de Chile y se encuentra en estos momentos bajo protección policial en Santiago. Esto fue comunicado el miércoles por el ministro de Interior Carlos Figueroa.

Según información no oficial se trata de miembros de la junta directiva que dejaron el jueves pasado el recinto situado a unos 400 kilómetros al sur de Santiago.

Desde hace más de un año, la policía está buscando al líder de la secta Paul Schäfer, de 77 años, a quien se acusa de abuso de menores. Se supone que Schäfer se oculta en el recinto, que mide 1.300 km2 aproximadamente y que probablemente dispone de túneles subterráneos. En diferentes ocasiones la policía registró todo el área sin éxito. La secta, también denominado “pueblo bávaro”, tiene 300 adeptos alemanes.

Desde hace su fundación en 1961, organizaciones de derechos humanos han venido reprochando a la Colonia Dignidad que violen los derechos humanos. Durante la dictadura de Pinochet (1973-1990), el servicio secreto torturó a los contrarios izquierdistas del régimen. En la misma época, se retenía a 112 personas en el terreno de la secta que desaparecieron sin dejar huella.

Delegados socialistas creen en la posibilidad de que la fuga del matrimonio sea una maniobra de distracción de la secta para impedir otra registro policial.