Andalucía 24 Horas, 27.06.2005

COMUNICADO:

El Grupo Socialista ha enviado un dossier de resúmenes de prensa con noticias sobre las actividades de la asociación Humana, adjudicataria de la instalación de contenedores para la recogida de ropa usada y donde les recomendamos se dirijan al Ayuntamiento solicitando la retirada de los contenedores en caso de no estar satisfechos con su instalación.

El Grupo Socialista se mantiene en sus denuncias sobre las irregularidades en el procedimiento de concesión de licencia de instalación por parte del Alcalde: porque se concede licencia a Humana con anterioridad a la presentación de la documentación para participar en el concurso; ha desaparecido el acta de la mesa de contratación por lo que no sabemos cuántas asociaciones se presentaron al concurso y si cumplían los requisitos; no consta en el expediente tampoco si se ha depositado la póliza de responsabilidad civil por 150.000 euros.

El gobierno municipal andalucista pugna por llevarse el liderazgo en las oscuridades y en el ocultismo. En este caso se lleva la bandera negra de la opacidad y los trapos sucios el equipo andalucista en comparación incluso con cualquier secta homologada.

No entendemos a qué espera el Alcalde para ordenar la retirada de la concesión de la recogida de ropa usada a Humana, a no ser que quiera atribuirle la responsabilidad al Ministerio de Asuntos Exteriores o a la Comunidad Europea, pero quien ha atendido a los representantes de Humana y aceptado sus propuestas y les adjudicaron irregularmente la concesión solo fueron miembros del gobierno municipal andalucista. Quien tiene que cerciorarse que la documentación presentada (fotocopias de escritos de autoridades locales de Zambia, Angola y Mozambique) tiene algo que ver con la realidad es el Alcalde, aunque al delegado municipal de medio ambiente «le consta que donan parte de la ropa» y afirma que cuando se confirme que Humana es una secta «se procederá a la retirada inmediata del servicio, mientras continuará prestándolo».

El Grupo Socialista pide transparencia y por ello invitamos al equipo andalucista a un debate público sobre este asunto y se demuestre quién dice falsedades y quién no, aunque los utreranos aún recuerdan cómo nos intentaban pintar un pararrayos donde había una antena de telefonía móvil. El empecinamiento en el error nos induce a pensar que hay algún interés no declarado en este asunto y no coincide con el de los ciudadanos de Utrera.