Business Insider (México),  Julia Black, 15.06.2022

Miranda Derrick quiere que sepas que está mejor que nunca. Tiene 1.3 millones de seguidores en Instagram. Su bronceado es intenso y uniforme, su pelo rubio es lacio y peinado, sus bolsos son de Prada y Louis Vuitton. En un reciente post de Instagram baila sobre el suelo de mármol blanco de una megamansión con unos tacones de charol y un vestido ajustado. Se contonea al ritmo de «September» de Earth, Wind & Fire con su marido bailarín. Están resplandecientes, iluminados por el sol del sur de California y sonriéndose el uno al otro. El pie de foto de Derrick dice: «Chasing the☁️away☀️¡Compañeros de baile para toda la vida!».

En otros posts, Derrick está disfrutando frente a las colinas de Hollywood. Está girando en el muelle de Santa Mónica. Se pavonea junto a famosos del mundo del baile como Matt Steffanina y Montana Tucker. Forma parte de una comunidad muy unida de bailarines que se llaman unos a otros «hermanos» y «hermanas» y se comentan las publicaciones de los demás con comentarios y emojis de apoyo. Para el observador casual, Derrick es feliz, radiante y sin complejos.

Todo esto se lo atribuye a su nueva empresa de gestión, 7M Films. La pequeña organización, fundada en Santa Ana en julio. Promociona a sus bailarines para todo, desde el «Show de Ellen DeGeneres» y anuncios de Toyota hasta la actuación en el descanso del Super Bowl.

No todo es lo que parece dentro del estudio 7M Films

Han surgido indicios de que la vida de cuento de Derrick puede no ser lo que parece. Las marcas a las que ha etiquetado en lo que parecen ser publicaciones patrocinadas niegan tener ninguna relación con ella. Su complexión, ya de por sí delgada, parece estar cada vez más delgada. Bloqueó a sus amigos en redes sociales y cortó contacto con su familia.

En diciembre, desesperada por ver a Derrick, su hermana, Melanie Wilking, compró una entrada para la presentación «Hip Hop Nutcracker Christmas» de 7M con un nombre falso, dijo un amigo que la acompañaba. Cuando Wilking se coló entre bastidores, los miembros del equipo directivo de 7M intentaron separarla de Derrick.

Posteriormente, en febrero, Wilking y sus padres publicaron un video de 40 minutos. Allí afirmaban que Derrick y sus compañeras de 7M se habían unido a un misterioso grupo religioso que las aislaba y explotaba. «Alguien más está controlando sus vidas», dijo Wilking, «y todos son víctimas».

Otros amigos y familiares de bailarines del 7M contaron a Insider historias similares a la de los Wilking. Hay relatos de cambios drásticos en el comportamiento y la apariencia de sus seres queridos, comunicación tensa o incoherente; incluso hay algunos casos donde desaparecieron grandes sumas de las cuentas bancarias familiares compartidas. Estas personas hablaron bajo condición de anonimato con la esperanza de proteger sus relaciones con los bailarines. (Insider conoce su identidad y la de otras fuentes anónimas).

Robert Shinn, de fundar Shekinah Church a buscar la fama en Hollywood

Al centro de la controversia está el director general de 7M Films, Robert Shinn. Este pastor carismático que afirma tener línea directa con Dios, fundó en 1994 Shekinah Church, un ministerio cristiano no confesional. Sin embargo, los últimos 13 años pasó su tiempo tratando de triunfar en Hollywood. Además de 7M, creó un sello discográfico y una productora donde produjo una serie de películas de la lista D. Entre ellas «Random Encounters», protagonizada por Meghan Markle.

Pero este año, Shinn por fin probó la fama. Después de que la familia de Derrick publicara su video, internet se llenó de teorías conspirativas sobre una «secta de baile». 7M se defendió con un comunicado en el que insiste en que trabaja en beneficio de los bailarines. Los paparazzi siguieron a Shinn y a su familia paseando por el sur de California en su Bentley y yendo al gimnasio a jugar al raquetbol.

Ser el foco de atención es nuevo para Shinn, que operó en la sombra durante años. Insider habló con 10 exmiembros de la iglesia; también solicitaron el anonimato, por temor a las represalias del pastor y su grupo. Dijeron que Shinn no se limitaba a pedir la devoción de sus feligreses, sino que pedía el control de sus vidas. Llegaron a creer que les había «lavado el cerebro» mediante un cuidadoso proceso de aislamiento, restricción e intimidación.

Contaron que les enseñó a vigilarse unos a otros y a denunciar transgresiones tan pequeñas como usar demasiado papel higiénico. Además, supervisó sesiones de oración maratónicas en las que se esperaba que corrieran en su sitio y hablaran en lenguas.

Algunos dicen que Shinn les persuadió para que entregaran el control de sus cuentas bancarias personales y repartió hasta 15 dólares semanales por matrimonio. Incluso restringió sus dietas, dijeron exmiembros de la iglesia, animándoles a perder peso para parecer piadosos.

A cambio, les prometía prosperidad en la tierra y salvación en el cielo. «Pensé que cuando me fuera, me iría al infierno», dijo un miembro de la iglesia que se fue en 2004. «Así te hacen creer que éste es el único camino».

Al respecto, un representante de 7M dijo que «estas acusaciones son falsas y difamatorias» a Insider. «En ningún momento el doctor Shinn aisló a nadie; restringió la dieta de nadie; exigió a nadie que corra, o tuvo el control de la cuenta bancaria de nadie». El representante añadió que «Shinn no cree, apoya ni fomenta la doctrina de la prosperidad» y negó que Shinn afirmara tener una línea directa con Dios.

Al ver cómo se desarrolla el frenesí mediático del 7M, los exmiembros de Shekinah se preguntan si esa es la culminación del plan de Shinn, que lleva años en marcha.

«Tal vez al principio tenía intenciones sanas», dijo un exmiembro de la iglesia. «Pero cuando vio lo fácil que era manipular y controlar, el mal se apoderó de él. Se convirtió en un monstruo».

En la iglesia Shekinah se mantenía una estricta vigilancia y control

Desde que Shinn comenzó a predicar, su regla ha sido estricta y absoluta, según los miembros de Shekinah que hablaron con Insider. Según ellos instruyó a los miembros de su iglesia para cortar lazos familiares y dedicarse más plenamente a servir a Dios. Varios recordaron que se les negó el permiso para asistir a los cumpleaños y eventos familiares.

Algunos incluso adoptaron nuevos nombres, un gesto que representaba su voluntad de renunciar a su antiguo yo. Un feligrés sin relación con la familia del pastor cambió su apellido por el de Shinn. Daniel Pappagalo, uno de los primeros miembros de Shekinah, cambió legalmente su nombre a Daniel Joseph en 2017. Su razón: «mi nueva identidad». Al año siguiente, su padre fue hospitalizado tras un ataque al corazón; Joseph se negó a visitarlo.

(El representante de 7M y Shinn dijo a Insider: «Nadie afiliado a la Iglesia Shekinah ha tenido que pedir nunca permiso para hacer nada ni se le han asignado nuevos nombres. Ni el doctor Shinn ni ninguna de sus empresas afiliadas se involucran en las decisiones personales o la dinámica familiar de nadie»).

El pastor ejercía el control de otras maneras. A los congregantes comprometidos se les animaba a trasladarse a casas de grupo de género específico en los suburbios de Los Ángeles. Estas tenían nombres como la casa Mighty Girls o el Eagle’s Nest y se les pedía renunciar a la mayoría de sus posesiones; a menudo «donándolas» a los miembros más veteranos de la iglesia, dijo la gente.

Cada casa tenía un «capitán» que suministraba las necesidades y supervisaba las actividades de los residentes. Además de ofrecer 20% de sus salarios a la iglesia, los miembros tenían que dar al menos 10% de sus ingresos directamente al Hombre de Dios (Shinn). Y algunos excongregantes dicen que la hermana de Shinn y segunda al mando, Catherine Yi, tenía el control de sus cuentas bancarias y extendía cheques sin su permiso.

Otro exmiembro recordó haber dado una ofrenda de «primeros frutos» al pastor cuando consiguió un nuevo trabajo. «Daría todo su sueldo (cobrado) a Bob para que su trabajo/carrera fuera bendecido/fructífero», escribió en un mensaje de texto. (El representante de 7M dijo a Insider que «dar diezmos y ofrendas» es «una práctica rutinaria para las iglesias de todo el mundo, desde el principio de los tiempos»).

La historia parece repetirse con los bailarines de 7M Films

Una mujer que dejó la iglesia en 2008 dice que lo que está pasando con los bailarines del 7M es «la historia que se repite».

Por ejemplo, Miranda Derrick. Una de las primeras veces que la familia Wilking empezó a sospechar que algo iba realmente mal fue el año pasado, cuando Derrick les dijo que no asistiría al funeral de su abuelo.

La madre de otro bailarín del 7M y miembro de la iglesia de Shekinah dijo a Insider que comenzó a decaer la comunicación con su hijo en 2019. Todo lo que ella sabía es que él se había unido a una iglesia cuya membresía era «solo por invitación». Cuando sí enviaba mensajes de texto, vio un cambio en su manera de hablar que la llevó a creer que no era él quien los escribía. Luego le informó de que ya no se identificaba con su nombre de pila. («7M no se comunica con las familias de sus clientes en su nombre», dijo el representante).

«Éramos una familia muy unida», dijo la madre del bailarín. «No éramos perfectos, pero apoyábamos el sueño de nuestro hijo. Nunca, jamás, pensamos que la iglesia cambiaría su trayectoria por completo».

Los registros públicos muestran que muchos de los bailarines viven en los suburbios de Los Ángeles con los congregantes de Shekinah.

En 2021, un pequeño grupo de padres de bailarines comenzó a comunicarse sobre las similitudes en el cambio de comportamiento de sus hijos. Se unieron para presentar quejas ante el fiscal general de California y el IRS. Acusaron al 7M de vaciar las cuentas bancarias de sus hijos sin que estos lo supieran.

«Tenemos conocimiento de dos bailarinas que entregaron cuentas de ahorro. Una de ellas tenía 10,000 dólares y la otra 80,000 dólares», dice la denuncia presentada ante el fiscal general. Estas denuncias están pendientes. El representante dijo que los bailarines de 7M «nunca han entregado sus ahorros o cuentas bancarias a 7M o a la iglesia» y que no tenían conocimiento de tales quejas.

La madre que notó una caída en la comunicación con su hijo dijo que la primavera pasada llamó para pedir la contraseña de una cuenta IRA Roth que sus padres habían creado para él cuando era adolescente. La siguiente vez que comprobaron la cuenta, la habían vaciado. «Creo que tienen acceso total y completo a todas sus finanzas», dijo a Insider.

A principios de esta primavera, en una rara llamada telefónica, su hijo le dijo que los ordenadores, los teléfonos y las casas de los bailarines estarían cada vez más vigilados por cuestiones de seguridad.

«Lo sentí como una advertencia», dijo a Insider.

Los miembros de la iglesia solían ser jóvenes

A primera vista, Shinn es una figura paterna sin pretensiones, con una voz nasal y una forma de vestir modesta. Pero los que le conocieron dicen que su aspecto oculta un carisma extraordinario.

Cuando predica, «es como si se lo creyera tanto que hace que tú también lo creas», dice Leah Pappagalo, hermana de Daniel Joseph, uno de los primeros miembros de Shekinah que ya dejó la iglesia.

Los detalles de los primeros años de la vida de Shinn son oscuros. Creció en Canadá, donde fue el mejor de su clase en la escuela, y se licenció en medicina en la Universidad de Toronto. Se dice que trabajó como médico durante siete años.

Sus historias personales tenían a menudo una calidad más grande que la vida. Un antiguo feligrés recordaba que Shinn les contaba cómo las enfermeras y el personal de su antiguo hospital le trataban «como a la realeza». Lydia Lee, una antigua feligresa, dijo que Shinn presumía de ser tan bueno en las artes marciales que «la gente le llamaba Bruce Lee», una anécdota que el representante de Shinn y 7M calificó de «falsa».

En 2009, Lydia Lee, de soltera Chung, demandó a Shinn, Yi y Shekinah. Alegó que «ejercieron influencia indebida, control mental, persuasión coercitiva, opresión y otras tácticas intimidatorias» para estafarla por más de 4 millones de dólares. Su demanda fue desestimada en 2011 después de que en un juicio sin jurado no se encontraran pruebas de «influencia indebida», aunque el juez dijo que la iglesia «tenía prácticas que rozaban la coerción» y que reprobaba «lo que los demandados hicieron a la señora Chung.

Shinn escribió en el sitio web original de Shekinah que, en 1992, Dios le llamó a dedicarse al ministerio a tiempo completo, lo que le llevó a trasladarse al sur de California.

Para su nueva vida como pastor, Shinn adoptó el nombre de Israel, aunque a menudo seguía llamándose Robert. En el futuro, sus feligreses le llamarían Doc, Profeta y Hombre de Dios. (También añadió la segunda «n» a «Shinn» como parte de su proceso de naturalización en 2005).

Fundó la Iglesia Shekinah en 1994, celebrando servicios para una docena de feligreses en una oficina de Santa Fe Springs. En el 2000 se trasladó a un edificio de espiral blanca en Norwalk, California, que Shekinah alquilaba a tiempo parcial.

Los exmiembros de la iglesia contaron que Shinn utilizaba sus conocimientos médicos para justificar un nivel inusual de intimidad física. Por ejemplo, se ofrecía a curar los dolores de estómago o las posturas irregulares con un toque. (El representante dijo que Shinn «nunca había hecho estas afirmaciones, ni cree tener tales capacidades»).

Un feligrés lo recuerda reventando granos a los fieles; otros dijeron que se acercaba por detrás para frotarles los hombros y que saludaba a ciertas jóvenes con un beso en los labios. «Les prepara para que digan: ‘Soy un padre, así que esto no es inapropiado’», explicó una mujer a la que el pastor besaba a menudo.

La congregación de Shinn estaba formada en su mayoría por personas de poco más de 20 años, esto según los antiguos fieles, era estratégico. «Quería mentes jóvenes y moldeables», dijo un miembro que se fue en 2004.

En muchos casos, los nuevos miembros dijeron que fueron atraídos en un momento vulnerable: tras la muerte de un ser querido o una disputa familiar, o mientras su estatus migratorio era incierto. «Me dijeron: ‘Podemos protegerte’», dijo un miembro que se unió poco después de llegar a Estados Unidos de forma ilegal. El representante de Shekinah dijo que la iglesia «nunca ha reclamado la capacidad de «proteger» el estatus migratorio de nadie.»

«Crecí en un hogar sin mucho amor», dijo otro miembro que se unió como estudiante universitario, «así que busqué el amor en otra parte».

«¿Como cuando la gente de joven se une a una banda? Yo me uní a una secta».

Shinn vigilaba cada movimiento de sus feligreses

Aunque el sitio web de Shekinah proclamaba que había «nacido con la vocación de salvar mil millones de almas», los antiguos feligreses dicen que Shinn mantenía un número reducido de miembros para mantener el control.

Todos los días de la semana, los feligreses se levantaban alrededor de las 5 de la mañana para ir en coche a la oración matutina. A menudo empezaban con canciones populares, como el éxito de los años 70 «We Are Family», reescrito con una letra sobre su devoción a Shekinah. Luego se lanzaban a un ritual de una hora en el que hablaban en lenguas y gritaban frases como «¡Dinero, ven a mí ahora!» mientras corrían en su lugar. Shinn se sentaba en los bancos detrás de ellos, viéndolos sudar.

Además, era exigente con el aspecto de sus feligreses. La idea era «ser la imagen de Dios». Según el pastor, ser delgado y, por lo tanto, atractivo para los posibles feligreses, era una forma más de promover el evangelio. Algunos exmiembros recordaban haber sido reprendidos por comer demasiado delante de él. «Cuando miro las fotos de entonces, estoy muy delgada», dijo una mujer.

La demanda de Lee y varios otros exmiembros que hablaron con Insider dijeron que Shinn y Yi desarrollaron un «sistema de informes» en 2003. Cada semana, los miembros enviaban correos electrónicos a Shinn para ponerle al corriente de los versículos de la Biblia que habían leído. Estos correos electrónicos, algunos de los cuales revisó Insider, también incluían confesiones de mal comportamiento, así como informes que detallaban cualquier infracción de sus compañeros de congregación.

Los exmiembros recordaban haber sido denunciados entre ellos por usar demasiado papel higiénico, por llevarse el último trozo de pizza o por cuestionar a los líderes de la iglesia. Incluso denunciaban a sus cónyuges. «Era como si hubiera tres personas en mi matrimonio», dijo un miembro. «Estaba yo, mi marido y luego estaba el pastor». El representante de Shinn negó su participación en ese sistema de denuncias.

Con el tiempo se sofisticó el sistema de vigilancia

Con los años, la vigilancia se hizo más sofisticada, según la denuncia de Lee y las fuentes que hablaron con Insider. Alrededor de 2005 o 2006, según la denuncia de Lee, Shinn y Yi instalaron un «sistema de vigilancia por internet». (El representante de 7M y Shinn dijo que «no hay ni ha habido nunca un ‘sistema de vigilancia de internet’»). Una feligresa recordó que le pidieron que diera sus contraseñas al informático de la iglesia.

«Siempre hay alguien que te vigila», dijo otro exfeligrés. «Si decías algo que se oponía a ellos, les llegaba de alguna manera».

Un exfeligrés que creía que a Shinn no le gustaba porque no se «sometía» dijo que fue sometido a un «período de restricción» de seis meses durante el cual no se le permitió hablar en ambientes de la iglesia y otros feligreses lo ignoraron. «Era casi como si tuviera lepra», recordó.

Yi, conocida como la Mujer de Dios, era especialmente temida por algunos por su carácter. Visitaba regularmente los hogares del grupo para comprobar su limpieza, dijo un excongregante. Dos miembros dijeron que fueron multados con 20 dólares por dejar chamarras en el santuario de la iglesia.

Cuando se contactó con un miembro de la familia de Yi para que hiciera comentarios, éste respondió y dijo a Insider que Yi no tenía la culpa de lo que sucedió en Shekinah. «Ella estaba bajo su control y fue instruida y dirigida por él sobre qué hacer y cómo dirigir a la gente», dijo la persona, refiriéndose a Shinn. «Ella también fue víctima de él y todavía está muy herida y traumatizada por todo esto».

Más que feligreses de una iglesia parecían sus esclavos

Shinn idolatraba a televangelistas célebres como Kenneth Copeland, considerado el pastor más rico de Estados Unidos, con un valor estimado de 760 millones de dólares. Llegó a predicar en su propio programa de televisión de acceso público llamado «Club de millonarios», dijo un exmiembro de Shekinah que trabajó en el programa. Cuatro personas dijeron que el pastor dio tanto dinero a Copeland, poseedor de una flota de aviones privados, que a la iglesia se le asignó un bloque especial de asientos en la parte delantera de la Convención anual de Creyentes de Copeland.

Una parte clave del camino de Shinn hacia la riqueza fue el trabajo gratuito. Los miembros de la congregación de Shekinah realizaban tareas como el cuidado de los niños y la limpieza de la casa para Shinn y Yi sin ninguna compensación. En un momento dado, un grupo de miembros incluso ajardinó las propiedades de ambos sin cobrar. Otro miembro de la congregación que no era ciudadano estadounidense contó a Insider que le pagaban 100 dólares al mes por trabajar a tiempo completo para los negocios de Shinn y Yi, una vez durante 30 horas seguidas.

A mediados de los 80s, Shinn y Yi tenían cuatro empresas inmobiliarias e hipotecarias y dos floristerías atendidas en gran parte por miembros de Shekinah. «No nos pagaban ni nada», dijo un miembro de la congregación que trabajaba en las floristerías. «Trabajábamos sin parar».

«Si alguien ha realizado algún trabajo sin remuneración económica, entonces se habría ofrecido como voluntario o como la mayoría de los seres humanos se ofrecen como voluntarios o ayudan a los demás en algún momento de su vida», dijo el representante.

En la demanda de Lee, ésta acusó a Shinn de trasladar indebidamente las donaciones de la iglesia que le había solicitado a sus entidades corporativas. Los registros financieros presentados en la demanda mostraban un periodo de tres días en el que Shinn recibió más de 320,000 dólares en donaciones de varios empleados, además de los salarios que se pagaba a sí mismo. (En una presentación judicial, Shekinah negó cualquier uso indebido de las donaciones).

Lee dijo que en un momento dado Yi le indicó que se mudara con sus dos hijas a un edificio de apartamentos cercano para ser «obediente a Dios». Yi se mudó entonces a la casa de Lee, de casi 1 millón de dólares, que tenía una gran escalera de caracol y amplias vistas de las colinas que rodean La Habra.

A finales de la década de 2000, Shinn y Yi conducían Mercedes-Benz y vestían con ropa de diseño. Varias personas dijeron que, de vez en cuando, recompensaban a sus favoritos con prendas de diseño de segunda mano o con compras en Nordstrom y Banana Republic.

«Todos los demás son un montón de abejas obreras que contribuyen a la prosperidad de unos pocos», dijo un antiguo miembro.

Puede que Shinn mantuviera sus números reducidos, pero durante 30 años construyó una operación importante que le hizo ganar millones. Según antiguos miembros, se consideraba un genio de los negocios, pero, según algunos testimonios, su éxito se basaba en la explotación: Romper el espíritu de la gente, enfrentarla y hacer que se cuestione todo lo que cree. Vendía el sueño americano, pero era él quien se beneficiaba.

«Todo lo que él decía, tú lo hacías», dijo un antiguo congregante. «Te entrenaban para obedecer».

Insinuaciones sexuales y comportamiento inapropiado

Servir a Shinn y servir a Dios han llegado a ser una misma cosa, dicen los antiguos miembros de la iglesia. Así que cuando el pastor, un ávido jugador de raquetbol, empezó a pedir a ciertos congregantes en 2007 que le dieran masajes para aliviar sus músculos doloridos, fue un deber que cumplieron con gusto.

Un feligrés que dijo haber sido elegido para dar estos masajes por su fuerza dijo que no eran «nada raro» y que funcionaban sobre todo como otra oportunidad para informar sobre sus compañeros. Aun así, dijo que al final de sus sesiones, que tenían lugar en la trastienda de una de las floristerías de Shinn, éste le pedía a veces que enviara a una de las jóvenes congregantes para tener «tiempo privado con el Hombre de Dios». (El representante de Shinn negó esta acusación y negó que Shinn hubiera pedido que le dieran un masaje).

Otra congregante contó que un día la llamaron junto con otra mujer a casa de Shinn para una sesión de masaje. Éste les dijo que se pusieran una venda en los ojos y que pasaran al salón, donde estaba tumbado de espaldas en el suelo. La mujer dijo que él la animó a quitarse el brassier, a lo que ella se negó. Cuando empezó a tocar al pastor, se dio cuenta de que estaba desnudo.

En un momento dado, dijo, Shinn alargó la mano y la puso en el pecho. Ella dijo que esperaba que él notara que su corazón se aceleraba y terminara la sesión.

En lugar de eso, él le indicó que le diera un masaje en su «centro», diciéndole que se moviera más y más alto hasta que estuviera cerca de su «área privada». Recordó: «Me lavaron el cerebro y pensé: ‘¿Cómo puede doler eso?’». Dijo que se puso «de puntillas» alrededor de su ingle, tratando de acercarse lo más posible sin llegar a tocar sus genitales.

Después, Shinn le ordenó que no hablara de la experiencia con nadie más, ni siquiera con la mujer que había estado en la habitación con ella.

Lydia Lee dijo que tuvo una experiencia similar cuando le pidieron que diera un masaje a Shinn en julio de 2008. «Robert me dijo: ‘Apunta a mis testículos’», dijo. «En ese momento supe que algo iba muy, muy mal. Fue el momento en que desperté de este lavado de cerebro».

El representante dijo a Insider: «Dos congregantes se ofrecieron a dar un masaje al doctor Shinn, no a petición suya, porque le dolía. No hubo desnudez ni toques inapropiados». En cuanto a la versión de la Sra. Lee, el representante dijo que «Lee demandó sin éxito al Dr. Shinn y probablemente alberga animosidad. El Dr. Shinn nunca pidió que la Sra. Lee le diera un masaje, y nunca lo hizo».

Un sábado de octubre de 2008, la mujer que había dado el masaje con los ojos vendados fue convocada con urgencia a la casa de Yi. Se habían reunido allí otros 20 miembros de la iglesia y el ambiente era tenso. Yi y sus aliados habían ido llamando a las jóvenes del grupo para que entraran una por una en una pequeña habitación. Algunas salieron llorando. Cuando le llegó el turno a la mujer, dos mujeres la sentaron y le hicieron la misma pregunta que a las demás: ¿Has sido tocada alguna vez de forma inapropiada por el pastor?

Varias exfeligresas que hablaron con Insider dijeron que al menos cinco mujeres compartieron ese día historias de insinuaciones sexuales inapropiadas por parte de Shinn. Cuando hablaron abiertamente por primera vez, las mujeres parecieron experimentar una crisis de fe. «Empezamos a compartir historias y nuestros ojos empezaron a abrirse», dijo la mujer que había dado el masaje con los ojos vendados.

Al día siguiente, en la iglesia, Yi irrumpió con sus seguidores y exigió que su hermano bajara del púlpito. Los que estaban allí ese día describieron una escena caótica mientras los defensores de Shinn lo rodeaban, rechazando a los seguidores de Yi, que les rogaban que se despertaran.

Tras el incidente, que Shinn calificó de «rebelión» y «toma de posesión hostil», cerca de la mitad de sus 70 seguidores abandonaron la iglesia, según una declaración de 2011 en la demanda de Lee. Shinn, a través del representante, negó haber hecho insinuaciones sexuales a sus congregantes y dijo que el grupo de desertores estaba formado por 20 «miembros descontentos.

La derrota de Shinn no duró mucho. Con la desaparición de Yi, dos jóvenes feligreses ferozmente leales llamadas Hannah Lee y Shirley Kim se presentaron para llenar el vacío. Kim se había unido a la iglesia cuando era adolescente y, en 2009, después de pagar la carrera de Derecho de Kim, Shinn se casó con ella.

Hannah Lee, que, según los antiguos feligreses, se unió a Shekinah para tratar de convencer a su hermana de que se fuera, asumió muchas de las antiguas responsabilidades de Yi, gestionando las finanzas de los feligreses y supervisando su vida diaria. Después de que Shinn se divorciara de Kim en 2011, empezó a salir con Lee y se casaron.

La llegada de Shinn a Hollywood

Mientras tanto, Shinn centró sus energías en llevar a Jesús a Hollywood, dijo un excongregante. Por otro lado un exmiembro del «equipo de medios» de Shekinah dijo a Insider que Shinn a menudo hablaba de colocar «agentes durmientes en cada industria» e infiltrarse en espacios seculares con fuertes mensajes cristianos subliminales. (El representante calificó esta afirmación de «absurda»).

Días después de la separación de la iglesia en 2008, Shinn fundó una productora, Imaginating Pictures. Sus películas de la lista D se centraban en forasteros sanos que intentan abrirse paso en el desalmado mundo de Hollywood, como «He’s Way More Famous Than You», de 2013, con cameos de Jesse Eisenberg y Natasha Lyonne, y la comedia romántica «Random Encounters», con Meghan Markle. Shinn también hizo sus pininos en la música, fundando un sello discográfico para ayudar a apoyar la carrera musical de su hija Chloe, que actuaba bajo el nombre de Kloë Julynn.

Al final fue el cuarto y menor de los hijos de Shinn, Isaiah, quien finalmente se abrió paso en la industria. Trabajando principalmente en anuncios y videos de baile, desarrolló un estilo de rodaje cinético y lleno de energía muy adecuado para las redes sociales.

Isaiah, el hijo que ayudó a fundar 7M Films

En pocos años, Isaiah pasó de ser un asistente de producción adolescente en las películas de su padre a fundar su propia empresa, HiFreq Films, en 2018.

Gracias a este trabajo, Isaiah conectó con dos bailarines llamados James Derrick y Kevin Davis Jr. que acababan de salir con éxito del programa «World of Dance» de la NBC. Los bailarines, que actuaban como BDash y Konkrete, se iniciaron en el Krump, un movimiento de baile callejero conocido por su estilo agresivo y sin complejos. En poco tiempo, Isaiah estaba haciendo videos con Ceasare «Tight Eyez» Willis, cofundador de Krump. (Desde entonces, Willis cambió su nombre artístico por el de Tighteyex).

A lo largo del año siguiente, Isaiah amplió su red, creando una lista de casi una docena de colaboradores que habían actuado con Beyoncé y Janet Jackson y aparecido en programas como «So You Think You Can Dance». Muchos eran parejas. Más allá de su talento, estos bailarines parecían tener algo en común: una creciente curiosidad por la fe cristiana.

El momento de Isaiah fue clave. La pandemia había acabado con el sustento de muchos bailarines, ya que se habían cancelado eventos en vivo, giras y clases. Tenían talento en bruto, pero necesitaban capital y contactos para seguir adelante. Isaiah y su padre ofrecían un faro de esperanza. Los Shinns no solo les proporcionaron recursos, sino que también les dieron algo en lo que apoyarse cuando se sentían especialmente perdidos y aislados.

En julio de 2021, los Shinns hicieron oficial su asociación con los bailarines, fundando la empresa de gestión 7M Films. A los bailarines que habían estado haciendo videos en los salones de sus padres, 7M les ofreció un costoso equipo de cámara, luces, peluquería, maquillaje, vestuario y acceso a una mansión de 14 millones de dólares para filmar. (7M trató brevemente de promocionar la propiedad en los subtítulos del vídeo hasta que los espectadores señalaron que es ilegal anunciar bienes inmuebles sin licencia. Los agentes del listado dijeron a Insider que se asociaron con 7M para uno o dos días de rodaje, pero que no tienen ninguna afiliación con Robert Shinn o sus operaciones inmobiliarias).

Las conexiones entre 7M y Shekinah

Daniel Joseph, ahora pastor asociado de Shekinah, se convirtió en el principal productor de 7M. La hija de Shinn, Chloe, se encargó de las bandas sonoras y la coordinación musical, e incluso lanzó un sencillo junto a Tighteyex en octubre. Hannah Shinn, la nueva Mujer de Dios y directora financiera de Shekinah, gestionó los horarios y las reservas de los bailarines. Robert Shinn y Shirley Kim firmaron los documentos corporativos de 7M. El representante dijo que «7M y la iglesia se dirigen y operan como entidades separadas entre sí».

Los bailarines de 7M, muchos de los cuales habían sido habituales en la comunidad de la danza de Los Ángeles, se volvieron retraídos y a veces incluso hostiles, según dijeron a Insider antiguos colegas de la danza.

Los espectadores han expresado su preocupación por varios de los cambios físicos de las bailarinas, incluyendo lo que algunos llaman «el corte de culto» (un bob rubio que tienen algunas mujeres de 7M) y la pérdida significativa de peso. Las bailarinas de 7M suelen hacerse fotos y grabar videos en el mismo gimnasio de Fullerton en el que Robert Shinn juega al raquetbol, y a menudo publican sobre dietas y ayunos.

El contenido cada vez más religioso de los bailarines, ya sea con leyendas de versículos bíblicos o bailes interpretativos al ritmo de canciones de culto, también suscitó dudas. Y luego estaban los pioneros del Krump, que de repente bailaban al ritmo de canciones antiguas y pop, con pasos inspirados en la música disco y el swing.

«Al verles bailar al ritmo de las Spice Girls con trajes tontos, todo el mundo se queda en plan: ‘Oigan, ¿qué rayos están haciendo?’», dice Joey Turman, que se presentó con BDash, Konkrete y Tighteyex en un grupo de baile Krump llamado Street Kingdom.

Una bailarina de Los Ángeles recuerda haber conocido a Robert Shinn una vez mientras trabajaba con BDash e Isaiah en la casa de Shinn en el norte de Hollywood. Dijo que él les dio una larga charla sobre Dios, el dinero y la necesidad de seguir produciendo contenidos.

Después de ese encuentro, dijo la bailarina, BDash comenzó a hacerse eco de los mensajes religiosos de Shinn en las conversaciones y finalmente cortó todo contacto con ella. Dijo que otros amigos suyos de toda la vida se habían unido a 7M, y añadió: «Lo que está pasando es realmente triste».

Miranda Wilking y Bdash

A principios de 2019, BDash empezó a salir con Miranda Wilking, la mitad del dúo de baile de TikTok The Wilking Sisters. Los amigos de las Wilkings recuerdan a BDash como alguien tranquilo y religioso y dicen que no vieron ninguna bandera roja al principio. La pareja incluso pasó parte de la pandemia viviendo con la familia de Miranda en Michigan, haciendo vídeos de baile desenfadados con sus padres.

Sin embargo, cuando las hermanas regresaron a Los Ángeles, Shekinah empezó a reclutarlas, según cuenta Melanie Wilking en el video en el que acusa a 7M de ser una secta. Después de que Melanie Wilking faltara a un servicio para recoger a su novio en el aeropuerto, dejó de asistir a la iglesia y perdió el contacto con su hermana.

En agosto de 2021, BDash publicó una foto en Instagram que sugería que él y Miranda Wilking se habían casado. Sus familiares y amigos dijeron que no estaban invitados a la boda.

A través de un representante de 7M, Miranda Derrick escribió a Insider: «Mi familia reaccionó ante mi independencia y mis decisiones personales y profesionales atacándome públicamente a mí, a mi marido, a mi fe y a mi gestión. 7M me representa como su cliente y me trata como cualquier otro gestor de talentos trata a sus clientes. Soy adulta y pago mis propias facturas e impuestos y controlo mis propias finanzas. Me siento bendecido por tener amistad con otros clientes de 7M que comparten mi fe y mi amor por la danza y estoy agradecido por las oportunidades de colaborar con otros bailarines y seguir mi carrera.»

James Derrick añadió a través de ese mismo representante: «Todas las empresas de gestión de talentos de la industria gestionan los horarios, las reservas, las apariciones y la logística de sus clientes, y mi relación con mi management no es diferente. Las acusaciones que se han hecho sobre mi gestión, así como sobre mí y mi esposa, son falsas y ridículas y las hemos refutado muchas veces.»

Los Wilkings dicen que no descansarán hasta reconciliarse con su hija. Pero 7M se ha puesto a la defensiva, pintándolos como una familia amargada y molesta por la relación de su hija blanca con un hombre negro. El 5 de abril, 7M presentó una demanda contra Katherine Manske Paulson, una YouTuber que ha cubierto ampliamente al grupo en sus canales de redes sociales. Los abogados de Shinn afirman que Paulson lo difamó a él y a 7M al difundir acusaciones de abuso sexual y psicológico, tráfico de personas y fraude. Paulson ha presentado una moción para desestimar el caso.

Algunas marcas se han retirado de las asociaciones con los bailarines de 7M, pero los artistas han seguido acumulando seguidores y dinero de marketing de afiliación. Internamente, las críticas parecen haber estrechado sus filas. El 7M ha convertido las acusaciones de «secta» en más contenido, grabando vídeos y sketches desafiantes y alegres que acusan a los críticos de ser teóricos de la conspiración. Algunas familias apoyan la afiliación de sus hijos. La madre de la bailarina del 7M, Kendra Oyesanya, esposa de Tighteyex, dijo a Insider: «Mi hija es inteligente y distingue el bien del mal y es capaz de tomar sus propias decisiones. Sabe lo que hace y está con la persona que ama. Tiene mejor aspecto, baila mejor y estoy orgullosa de sus cambios. No temo por su seguridad ni creo que esté en una secta».

La red de Robert Shinn continúa expandiéndose a pesar de todo

En cuanto a la red de Robert Shinn, está más extendida que nunca. Él y sus asociados han constituido más de una docena de empresas, según los registros revisados por Insider, incluyendo un minorista de proteínas vegetales, empresas de producción de películas y un fabricante de ropa de mujer. La iglesia también parece estar sentando las bases para un futuro expansivo.

En julio de 2020, el grupo solicitó la aprobación para construir un «ministerio cristiano de alcance y basado en internet» que estaría «centrado en alcanzar la industria del entretenimiento» en un terreno de 4.4 millones de dólares y 2.1 acres en Sunland-Tujunga. Aunque la iglesia todavía está esperando la aprobación del permiso del Departamento de Planificación Regional del Condado de Los Ángeles, el grupo ya ha establecido allí un ala de producción llamada Studio on the Mount y graba muchos de los videos de baile de 7M en el lugar de construcción.

Una de las integrantes que se marchó en 2004 dijo que entendía que compartir la historia de su paso por Shekinah «te hace parecer una loca – como, ¿por qué no ibas a dejar algo así?». Hoy, dijo, «rezo cada día para que todo esto salga a la luz».

Los antiguos miembros se apresuran a señalar que desde que dejaron Shekinah han encontrado su camino de vuelta a lo que consideran una relación más sana con el cristianismo, que dicen no tiene nada que ver con las enseñanzas de Shinn. Esperan que hablar contra Shinn ayude a las familias de los bailarines del 7M a reunirse con sus seres queridos.

«Me enoja que Shekinah todavía siga adelante y que se esté llevando los mejores años, los años críticos, de la vida de estos jóvenes», dijo un antiguo miembro.

Es «casi como cuando ves crecer el moho», añadió Lydia Lee. «Al principio no lo reconoces, pero de repente sale lentamente de detrás de la pared».