Europa Press (África), 30.01.2022

Enfrentamientos entre la Policía y los seguidores de la iglesia Azael, calificada de secta, han dejado ocho muertos, entre ellos dos policías en el distrito de Monkpa, barrio de la ciudad de Savalou, en el centro de Benín.

El pastor de la secta y varios de sus seguidores se han dado a la fuga, mientras que dos policías han sido secuestrados y asesinados cuando mantenían el orden durante un enfrentamiento con feligreses en la localidad de Savalou. En la reyerta también han muerto seis fieles, según ha publicado Benín web TV.

La contienda se ha producido porque los miembros de esta iglesia, utilizando la llegada del fin del mundo como excusa, han invadido los campos de los agricultores para recoger alimentos.

La Policía, que ha acudido a restablecer el orden tras el altercado, también ha sido atacada por miembros de la iglesia ‘Azael La Lumière’, una comunidad fundada por un joven beninés.

Su templo está construido en medio de la maleza, los seguidores no se cortan el pelo y el pastor, más bien percibido como el gurú de una secta, anuncia el fin del mundo y recomienda que todos vendan sus bienes. En nombre de este lema sus seguidores se apoderan violentamente de las cosechas de los agricultores.