Diario de Sevilla (España), 18.01.2022

La Policía de Palermo (Sicilia, sur de Italia) ha detenido hoy a cuatro nigerianos acusados de trata de personas, esclavitud, secuestro, explotación para la prostitución y ayuda a la inmigración ilegal, tras la denuncia de una joven de la misma nacionalidad que logró escapar de la secta mafiosa Black Axe.

La operación, surgida de las investigaciones policiales y coordinadas por la Dirección Antimafia, se puso en marcha después de que la mujer relatase a los agentes, acompañada por un pastor pentecostal al que había acudido en busca de ayuda tras escapar de sus captores, los múltiples episodios de violencia que había sufrido, indicó la policía en un comunicado.

La Policía de Palermo (Sicilia, sur de Italia) ha detenido hoy a cuatro nigerianos acusados de trata de personas, esclavitud, secuestro, explotación para la prostitución y ayuda a la inmigración ilegal, tras la denuncia de una joven de la misma nacionalidad que logró escapar de la secta mafiosa Black Axe.

La operación, surgida de las investigaciones policiales y coordinadas por la Dirección Antimafia, se puso en marcha después de que la mujer relatase a los agentes, acompañada por un pastor pentecostal al que había acudido en busca de ayuda tras escapar de sus captores, los múltiples episodios de violencia que había sufrido, indicó la policía en un comunicado.

La investigación «permitió confirmar las declaraciones de la mujer y adquirir elementos importantes en relación con los delitos imputados a los detenidos actuales, así como su pertenencia a la secta secreta, según la policía.

Black Axe, vinculada a la trata de personas, el fraude en internet y el asesinato, es célebre por la violencia extrema que utilizan sus miembros, así como por su estructura mafiosa. También es uno de los grupos del crimen organizado más peligrosos del mundo, con ramificaciones en África, Europa, Asia y América del Norte.

Las detenciones requirieron la colaboración de la policía de Taranto (sureste de Italia), ya que tres de los sospechosos fueron arrestados fuera de Sicilia, en la ciudad de Apulia. Todos ellos han pasado a disposición judicial.