Última Hora (España), Juan P Martínez, 1.03.2022

El terapeuta de Palma juzgado en vía Alemania por abusos sexuales a tres pacientes ha sido condenado a cuatro años de prisión y a indemnizar a dos de las perjudicadas con 1.000 euros por los daños y perjuicios ocasionados, ya que una de ellas rechazó cualquier compensación económica. La magistrada de lo Penal número 2 considera que el acusado, que se declaró inocente durante la vista, se aprovechó «de la vulnerabilidad de unas jóvenes que atravesaban por una situación complicada» para realizar en su consulta tocamientos de diversos tipos en 2019.

Durante el juicio, celebrado el pasado septiembre, una de las víctimas explicó a la jueza que el imputado le dijo que «tenía un bloqueo sexual y necesitaba terapia de choque. Me pidió que me quitara la blusa y empezó a poner sus manos en mi vientre y bajó hasta meterme la mano por el pantalón», relató. Volvió a la consulta porque creyó que «era una cosa normal». Días después tuvo otro episodio desagradable. «En la segunda sesión me dijo que él debía estar desnudo. Me sentó en sus piernas, me dio dos besos en la boca y me dijo que tenía que besarle el pene. Y lo hice». Asimismo se refirió al terapeuta como una persona «extremadamente inteligente y manipuladora».

Otra de las chicas explicó que el hombre, que se anuncia como «orador motivacional», le frotó los genitales contra sus pies y le masajeó la zona íntima de nuevo bajo el pretexto de acabar con su «bloqueo sexual». A la perjudicada restante también le sometió a tocamientos. La sentencia puede ser recurrida a la Audiencia Provincial de Palma.