BLANCA CIA – El País, Barcelona – 10/03/1990

La Audiencia de Barcelona ha absuelto a dos ex altos cargos de la Dirección General de Seguridad Ciudadana de la Generalitat y a un funcionario del mismo departamento de la acusación de detener ilegalmente a siete miembros de la secta Ceis, acción realizada por la policía autonómica catalana en junio de 1984.El tribunal, de la Sección Sexta de lo Penal, considera que en la actuación de los Mossos d’Esquadra y en las decisiones tomadas por sus superiores hubo un «móvil legítimo, filantrópico y bien intencionado y no se trató de privar ilegalmente de la libertad». La sentencia absuelve a los tres procesados: Lluís Renau y Carles Torras, ex director y exsubdirector, respecti vam ante, de la Dirección General de Seguridad Ciudadana; y al funcionario del mismo departamento, Antoni Tarrida.

Los mossos realizaron un operativo en la noche del 20 de junio de 1984 para desarticular la secta. Algunos de los dirigentes de la secta quedaron detenidos y siete de lo seguidores fueron trasladados por la policía autonómica a un hostal de Corbera (Barcelona), donde permanecieron siete días, para ser sometidos al proceso de desprogramación. Los seguidores de la secta denunciaron a los responsables de los mossos con el argumento de que habían sido detenidos ilegalmente. La secta Ceis va a recurrir la sentencia, informa Europa Press.

El tribunal ha decidido absolver a los acusados porque entiende que no existió detención ¡legal, ya que los ex responsables de la policía autonómica actuaron bajo las órdenes del juez de guardia.